En su desesperación decide cubrirse en gasolina

Cansado de que “voces” le susurraran todo el tiempo y le pidieran hacer maldades, un hombre se roció gasolina y se prendió fuego para terminar con su existencia, y aunque fue llevado al hospital logró su cometido y falleció por las quemaduras que sufrió.

 

Anteriormente, el hoy occiso respondía al nombre de Ramón “G”, originario de San Fernando, intentó cortarse las venas par terminar con su existencia y sus familiares lograron evitarlo.

 

En ese momento Ramón les confesó que estaba escuchando voces en su cabeza que querían que hiciera cosas malas, sus familiares intentaron ayudarlo y lograron calmarlo.

 

Sin embargo, al parecer las voces que escuchaba no se callaron y Ramón desesperado por silenciarlas se echó diésel y se prendió fuego.

 

Los familiares de Ramón lograron apagar el fuego y luego el personal de Protección Civil lo trasladó de urgencias al hospital General de San Fernando, donde estuvo bajo cuidados intensivos y después fue ingresado al Hospital Miravalle de Reynosa, para que recibiera una mejor atención médica.

 

El hombre estuvo luchando por su vida por un tiempo, pero las quemaduras de segundo y tercer grado en más del 40% de su cuerpo le costaron la vida.

 

Los elementos de la Fiscalía General de justicia de Tamaulipas (FGJT) se hicieron presentes y realizaron las indagaciones correspondientes, mientras que el personal de Servicios Periciales levantó el cuerpo para la práctica de la autopsia de ley.

 

Las personas que se sientan estresadas, tristes o con alguna alteración emocional que afecte su calidad de vida, pueden recibir apoyo emocional u orientación en la Línea de la Vida al 800 911 2000.

 

 

Fuente: Periódico 5inco

Los comentarios están cerrados.