Rodolfo Torre Cantú, el misterio sin resolver sobre su muerte

Solo había descansado una horas. La tarde anterior el cierre de campaña en Ciudad Madero había reunido a decenas de miles de priistas, varias reuniones y luego el viaje de regreso a Ciudad Victoria.

Los ánimos son los mejores. Van ganando 3 a 1 a sus dos contrincantes, Julián Sacramento y Julio Almanza. Quedan solo 3 días de promoción política, y esta mañana toca una gira en Matamoros, para una rueda de prensa, luego en Valle Hermoso y de regreso a Matamoros.

Inician las llamadas a los colaboradores para coordinar la salida, aproximadamente a las 11 de la mañana en el aeropuerto Pedro J. Méndez. Algunos de ellos se reportan enfermos, y advierten que no viajarán.

Torre Cantú sube a una de las Suburbans en caravana que toman la carretera Victoria Soto la Marina. Viajan con él el diputado Enrique Blackmore, Enrique de la Garza y Alejandro Martínez y algunos escoltas.

A las 10:40 de la mañana, a la altura del kilómetro 7, una pipa bloquea la carretera, luego otro vehículo les cierra el paso. Hombres uniformados con vestimentas de la marina les piden bajar de los vehículos mientras rodean las unidades.

Estando todos abajo, son acribillados a tiros en una operación rápida, en cuestión de minutos.

Los cuerpos quedan tendidos sobre la caliente cinta asfáltica, el de Torre Cantú, casi sobre el acotamiento.

El candidato muere, también el diputado Blackmore, así como los guardias Francisco López Catache, Luis Gerardo Zubiate y Rubén López Zuñiga; sobreviven Alejandro Martínez, Enrique de la garza, y los escoltas Aureliano Balleza, Dante Quiroz.

Rodolfo Torre será suplido al día siguiente en la candidatura por su hermano, Egidio, que será gobernador. La investigación, aún está en vilo.

 

Fuente: Milenio

Los comentarios están cerrados.