Trabajador de Reynosa gana amparo a Pemex y deberá indemnizarlo con mil 670 días de salario

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Petróleos Mexicanos (Pemex) Exploración y Producción, deberá pagar indemnización por incapacidad permanente total, equivalente a mil 670 días de salario ordinario vigente en el momento de la jubilación a un ex trabajador, después de que mediante la ejecutoria 295/2021 magistrados federales le negaron el amparo en contra de la autoridad laboral, por ser ineficaces e inoperantes sus argumentos jurídicos.

Samuel Cruz Peralta, secretario en funciones de magistrado del Primer Tribunal Colegiado del Decimonoveno Circuito en Reynosa, determinó que el actor precisó sus actividades y describió haber estado expuesto a ruido intenso, a esfuerzos físicos que afectaron su columna vertebral, además de que debía transitar diariamente por brechas de terracería para llegar a los pozos de perforación, donde el golpeteo afectó su columna vertebral, mientras que la parte demandada negó lo anterior.

El nueve de marzo del 2021, la Junta Especial Número Sesenta de la Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) en Reynosa emitió al Laudo del juicio laboral 300/2018, mediante el cual condeno a (Pemex) Exploración y Producción, al pago de una indemnización por incapacidad permanente total, equivalente a mil 670 días de salario ordinario vigente en el momento de la jubilación. Sin embargo, el órgano federal recurrió al juicio  de amparo.

Samuel Cruz Peralta determino que, al haberse reconocido la existencia de un riesgo de trabajo en el juicio laboral, éste debe ser indemnizado en términos de lo que dispone el contrato colectivo de trabajo, como así lo consideró la autoridad responsable, aun cuando en autos obre prueba fehaciente de que el vínculo laboral terminó por jubilación antes de que se promoviera el juicio natural; lo cierto es que el actor ejerció la acción para que se reconozca la existencia de enfermedades que adquirió con motivo del trabajo

Ahora bien, si la relación de trabajo, durante la cual se originó una enfermedad profesional, se rigió por las disposiciones contenidas en el contrato colectivo de trabajo, y éstas prevén mayores beneficios en cuanto al pago de la indemnización por riesgo de trabajo, deben aplicarse las disposiciones contractuales, por lo que ante lo inoperante de los argumentos, el pleno judicial negó el amparo a Pemex.

 

 

Fuente: Gaceta

Los comentarios están cerrados.