Sobreviven familias en condición infrahumana

Los miles de migrantes que están varados en la ciudad de Reynosa esperando cruzar hacia los Estados Unidos y que no alcanzaron cupo dentro de los albergues, claman a las autoridades, así como a los organismos defensores de derechos humanos, que se gestionen sanitarios públicos.

No cuentan con un espacio para hacer sus necesidades ni bañarse.

Actualmente, estás personas, en su mayoría de nacionalidad haitiana, hacen sus necesidades a la intemperie. «Se los pedimos por favor, necesitamos baños para los niños, las mujeres, no tenemos dónde hacer necesidades, mucho menos para asearnos, esto es un problema de salud, de humanidad, clamamos a las autoridades a los defensores de derechos humanos que vean la situación en la que estamos», comentaron a EL MAÑANA.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, son alrededor de 6 mil a 7 mil migrantes los que están en las calles, siendo evidente en colonias como Aquiles Serdán, Carmen Serdán y zona centro.

Sobre la Avenida 20 de noviembre en un predio abandonado, algunas familias han ocupado el espacio como hogar temporal, adaptando casas de campaña, techos de plástico y cobijas con el que se resguardan de las condiciones climáticas.

Pero en las necesidades fisiológicas, buscan las esquinas del patio, donde a su vez, se bañan menores de edad, y que también sirven como espacios para elaborar alimentos.

«Aquí hay familias con hijos pequeños que deben bañarlos a la vista de todos, dónde está la protección, la humanidad, es algo que nos duele mucho, que nos preocupa, algunos de nosotros ya se han enfermado, dan infecciones, no podemos tener cuidado sanitario, porque tampoco tenemos corriente de agua».

La falta de baños es tan solo alguna de las necesidades de esta comunidad, que todos los días se enfrenta a una lucha constante por conseguir alimentos y agua potable.

 

Fuente: El mañana

Los comentarios están cerrados.