Quiebra pandemia a 2,500 comercios

La emergencia sanitaria por la pandemia, la inflación y la inseguridad generan incertidumbre entre el sector del comercio organizado de por sí ya lesionado con dos años y medio de Covid-19, por lo que piden organizarse para evitar más cierres de negocios.

De acuerdo a cifras de la Cámara Nacional de Comercio en Reynosa en lo que va de la pandemia en Tamaulipas 29 mil negocios cerraron sus puertas y en la ciudad fueron de 2 mil 500 comercios declarados en quiebra.

Roberto Cruz Hernández, presidente de la Canaco local, comentó que una vez que se regresó a las actividades presenciales, se ha logrado avanzar pero en forma lenta, ya que no ha sido el mismo nivel de  recuperación en los empleos que la industria maquiladora.

«A nuestro sector le ha costado recuperar el  nivel que teníamos antes de la pandemia y hay diferentes factores que están influyendo en eso, por ejemplo el tema de la pandemia, la falta de apoyos», dijo.

 

«A nuestro sector le ha costado recuperar el nivel que teníamos antes de la pandemia y hay diferentes factores que están influyendo en eso, por ejemplo el tema de la pandemia, la falta de apoyos» Roberto Cruz Hernández

 

Y agregó: «El tema de la inflación que le está pegando mucho al sector comercio porque se han  encarecido los insumos y las mercancías que se ofrecen al público de manera muy importante y la inseguridad ha sido un reto que ha hecho más difícil la recuperación de los comercios sean a la velocidad que hubiéramos esperado».

El dirigente de la cámara de comercio señaló que se encuentran en incertidumbre ahora por la inflación.

«Es un futuro con mucha incertidumbre, no sabemos cómo va a ser el desarrollo de la inflación sobre todo,  que si bien la pandemia es un tema que no deja de preocuparnos, pero ya no en los mismos niveles de alarma que tuvimos antes de conocer de qué se trataba esta enfermedad», expresó.

Y recalcó:

«Si bien estamos en la quinta ola de contagios,  ya no tiene una repercusión tanto en la salud, como en el tema de la mortalidad, que nos permita pensar que va haber restricciones o cierre de negocios nuevamente por decreto de las autoridades».

En torno a la pandemia solamente se requiere reforzar las medidas de sana distancia, uso del cubrebocas, ya que es una  enfermedad con la que se tiene que empezar a vivir, ya que diversos especialistas han señalado que el Covid llegó para quedarse.

«Se va a convertir en una enfermedad endémica tal como la gripe y otras enfermedades estacionales y en ciertas épocas del año habrá repuntes importantes debido al comportamiento del virus», recalcó.

El dirigente señaló que seguirán aplicando las medidas de protección y llamado a los ciudadanos para que usen cubrebocas, así como lavado de manos, así como aislarse ante casos positivos.

La crisis La inflación y pandemia siguen afectando y dan un panorama de incertidumbre.

…Y restauranteros esperan bajo flujo

Periodos vacacionales impactan en la disminución de comensales

Restauranteros se preparan para una disminución en el aforo en la ciudad, lo que repercutirá en una baja en la asistencia de los comensales a los negocios de comida.

Desde hace dos semanas algunas escuelas iniciaron ya las vacaciones, mientras que en nivel de preparatoria y universidad es igual, por lo que pronto iniciará el periodo vacacional de verano.

Bladimir Cortez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en la ciudad comentó que esperan una baja en la movilidad de hasta un 30 por ciento.

«Lo vemos en los horarios de entradas y salidas de clases, ya no hay ese tráfico que normalmente se da, baja  la movilidad drásticamente en verano», dijo.

El dirigente de los restauranteros señaló que cuando las escuelas están activas, dejan una gran aportación para la movilidad de la ciudad.

«Es propio de la temporada y los restaurantes ya están acostumbrados y pues esto viene a compensarse con las fechas buenas que tuvimos en febrero, mayo, incluso son las graduaciones de finales de junio», recalcó.

Por el momento los restauranteros están aprovechando la última semana de graduaciones que realizan los planteles educativos.

Los restauranteros esperan una baja en el aforo de los comensales por vacaciones.

Fuente: El Mañana.

Los comentarios están cerrados.