Migrantes haitianos y centroamericano se instalan en la calle 20 de Noviembre y Periférico Luis Echeverría

Con varias decenas de casas de campaña, techos creados con plásticos, cobijas, ropa y pedazos de lona, migrantes en esta ciudad fronteriza han creado un nuevo campamento en donde esperan el cruce a Estados Unidos.

El sitio se ubica a unos metros del Río Bravo, entre los alrededores del refugio Senda de Vida I y la Casa para Indigentes.

Familias centroamericanas y de Haití, conviven sin espacio abierto, sin cocinas ni baños públicos.

«No tuvimos otra opción más que armar una casita de campaña y venirnos acá a dormir porque en todos los refugios nos dicen lo mismo, ya no hay lugar, venimos de Honduras, somos dos adultos y cuatro niños, era imposible quedarnos en nuestro país, vamos a  Estados Unidos tenemos familia con la que planeamos llegar a trabajar, hacer nueva vida», dijo Mario, migrante.

El campamento es visible desde el Libramiento Luis Echeverria que conecta a la calle 20 de Noviembre, y aunque comenzó a formarse desde el primer semestre de este año, la ocupación se ha duplicado en las últimas horas.

«Llegamos en junio a Reynosa y la petición de un refugio aún no está resuelta, estar aquí en la calle es muy difícil, llueve, hace calor, no hay baño, preocupa porque hay niños pequeños y mujeres embarazadas, pero no hay otras opciones», refirieron migrantes haitianos.

La necesidad por conseguir recurso ha motivado a algunos para emprender proyectos ambulantes, donde se venden diversos tipos de comida y bebida, uno de los más famoso; las brochetas de pollo asado.

Entre los espacios donde se puede caminar, se ofrecen botellas de agua, fruta picada, helados, platos de comida caliente y servicios de belleza, como la peluquería.

Los migrantes que viven en este campamento pasan el día en los alrededores de la colonia Aquiles Serdán y zona centro, algunos incluso han sido contratados por empresas locales en servicios de limpieza, mantenimiento, construcción o ayudantes generales en mercados.

LOS TAXIS

Debido a la llegada de nuevos migrantes en los últimos días, afuera del refugio Senda de Vida I se han establecido tarifas de taxi que mueven a los migrantes a diversos puntos de la ciudad, con cuotas que van desde los 70 a 350 pesos.

Los destinos son supermercados, tiendas comerciales, hoteles, puentes internacionales, clínicas, hospitales públicos y aeropuerto.

 

 

Fuente: La tarde de Reynos

Los comentarios están cerrados.