Imparable el precio de carne

Distribuidores de productos cárnicos en Reynosa se muestran escépticos en torno a que el Programa contra la Inflación y la Carestía (Pacic) tenga un efecto de frenar los precios de la carne, sobretodo ante el hecho de que en la lista de los 25 artículos de la canasta básica aparece el bistec.

Actualmente un kilogramo de bistec comercial en las carnicerías de Reynosa se vende en promedio entre 120 a 140 pesos el kilogramo, por lo que es difícil que una familia de menores ingresos pueda consumirla al menos dos veces por semana.

Consultados por EL MAÑANA, algunos comerciantes de productos cárnicos refieren que los precios se han incrementado entre un 20% a 30% en lo que va del 2022.

Como consecuencia del incremento en los precios de la gasolina, fletes y traslado de los cortes cárnicos, el costo en los cortes de carne se ha incrementado un promedio de 20 a 35 pesos al alza. Alejando aún más la posibilidad de que una familia promedio pueda consumir con regularidad productos cárnicos ante lo cara que esta.

De acuerdo a tablajeros y carniceros de la ciudad, el incremento en el precio de la carne fue reflejo del alza en algunos insumos y servicios de transporte como el alza la gasolina en la frontera e interior del país, pues es necesario transportar la carne y ello implica más costo para los distribuidores.

Los precios varían dependiendo del tipo de carne que sea solicitado, pero el precio no es el mismo.

Otro efecto más provocado por el incremento en el precio de la gasolina que ha detonado una carestía de precios ante la consecuente reacción de que al subir la gasolina. Todo sube de precio también.

 

Fuente: El mañana

Los comentarios están cerrados.