Proponen clases extras y en fines de semana para abatir rezago en Tamaulipas

Los niños y jóvenes tienen que tener más clases para tratar de abatir el rezago de 90% que existe, ya sea los sábados, aprovechar clases de educación física o por las tardes, según sea en cada institución.

María Concepción Martínez Escobar, integrante de la Comisión de Educación en Tampico, informó que “no se va a poder terminar el programa escolar este periodo” porque ha sido difícil el regreso a clases.

“El rezago educativo que se tiene es de 90%, es impresionante el reto que se tiene”, puntualizó la funcionaria municipal, por eso las estrategias enfocadas a la educación de los menores tienen que aplicarse lo más rápido posible.

​Se tiene conocimiento que algunas instituciones del sistema público han comenzado a citar a los estudiantes por las tardes o durante los fines de semana; sin embargo, no acuden porque no cuentan con el respaldo de los padres de familia.

La diputada Nora Gómez, integrante de la Comisión de Educación del Congreso de Tamaulipas, reconoció que es una de las principales preocupaciones en el estado, porque está muy marcado el rezago educativo en el nivel básico.

Se hará un estudio para tomar la decisión de cómo van a poder acortar distancia a la brecha, que debido a la pandemia se ha hecho más amplia y las problemáticas se han hecho más difíciles.

Son temas severos en los cuales los menores de tercero o cuarto no saben leer ni escribir, cuando ya eran temas habituales en otros momentos, por eso la preocupación de las autoridades educativas.

Información de los directores y supervisores escolares refieren que aún en el momento en el cual los casos de coronavirus van a la baja, es complejo tener a los salones de clases al 100% en el sistema presencial.

El momento en el que se comenzaron a observar los problemas en los estudiantes de los grados primarios fue después de que terminó el aislamiento, cuando los niños comenzaron a regresar a los salones de clases.

Se tiene evidencia de que mientras los niños llevaban a cabo la educación a distancia y desde casa, sus calificaciones eran buenas ya que tenían el respaldo de los padres de familia con sus clases y tareas.

Sin embargo, en el momento que comenzó el retorno a las aulas las escuelas comenzaron a aplicar exámenes de diagnóstico, así que fue el momento en el que comenzaron a detener el grave rezago educativo.

 

Fuente: Milenio

Los comentarios están cerrados.