Más de 3 mil tamaulipecos padecen depresión: Secretaría de Salud

En Tamaulipas hay dos mil 472 mujeres con depresión, y solo mil 42, son hombres que viven bajo este problema de salud, que hace un total de tres mil 514 casos, cuando en 2020, el reporte fue de tres mil 308. Este es el último dato dado por la Secretaría de Salud Federal, en su reciente boletín epidemiológico.

De acuerdo al hospital psiquiátrico de Tampico, la depresión es un factor silencioso y al mismo tiempo, prende los focos rojos, porque es un estado donde la persona se siente angustiado o agobiado, y por lo tanto requiere del apoyo emocional.

El director del nosocomio Alejandro Cruz Rosas, destacó que la salud emocional en tiempos de la covid-19, deben atenderse.

«La depresión se presenta tanto en hombres como en mujeres, pero quienes buscan más ayuda son las mujeres, o tienden a expresarlo más a diferencia del hombre que muchas veces por cuestiones socioculturales, no expresa sus emociones», dijo.

Este tipo de circunstancias, tienden a traer pensamientos suicidas, y eso es lo que se busca erradicar.

«La depresión ha incrementado como consecuencia de muchos factores, uno fue en su momento, el aislamiento, así como las pérdidas afectivas, sociales, laborales y económicas, pero una de las cosas que ha prevalecido es la disfunción y violencia intrafamiliar, sumado al abuso y dependencia de sustancias», resaltó.

Dijo esperar que en este nuevo año, sea para la población una prioridad la salud mental, porque es prioritaria contar con ella en la vida cotidiana.

“Todos los actores sociales han vuelto a ver qué pasa con la salud mental, pues principalmente porque niños, adolescentes y adultos mayores se vieron más afectados por el cambio radical en su estilo de vida, y son en esta comunidad donde debe ponerse énfasis”, destacó.

Es por lo tanto, y a través de la nueva normalidad que deben recuperarse las actividades sociales, académicas, laborales y familiares, tomando en cuenta que la vida ya no será igual, sin embargo, es necesario adaptarse a los nuevos cambios, siendo fundamentales la sana distancia, cubrebocas, y lavado de manos, y descargar lo emocional con la familia, pero de una manera adecuada, y asegurando el respaldo para quienes pasan por dificultades emocionales.

Fuente: Milenio.

Los comentarios están cerrados.