Inflación en Tamaulipas sigue en retroceso; bajan los precios del huevo, limón y el gas

Tamaulipas fue al cierre de junio, uno de los cinco estados donde decreció la inflación anual, que retrocedió 0.19 por ciento en el precio de productos y servicios durante el mencionado mes, lo cual benefició a familias para adquirir huevo, limón, pescado, además de tener a mejores precios el gasto doméstico LP y natural, anunció el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al mostrarse el Índice Nacional de Precios al Consumidor, esto puso a la entidad con un índice promedio de 5.4 por ciento; prácticamente son 3 puntos porcentuales por debajo del máximo alcanzado hace casi un año, cuando su tope estuvo en 8.5 por ciento. También provocó que Tampico y Matamoros obtuvieran números a la baja, a diferencia de las ciudades más pobladas del país.

Dentro del reporte emitido este viernes, la entidad solamente fue superado por Tabasco, Tlaxcala y Estado de México, en variaciones que van desde el 0.29 al 0.25 por ciento. Contrasta con Campeche donde productos de la canasta básica e insumos necesarios para las familias en esa región, creció su valor 0.55 por ciento, caso similar reportado en Yucatán, Chiapas, Jalisco y Guanajuato.

Referente a las ciudades, Tampico retrocedió hasta 0.20 por ciento, mientras Matamoros quedó en 0.18% menos. Las zonas más económicas fueron Atlacomulco, en el Estado de México y Villahermosa, ambos en 0.29 por ciento; no muy lejos Tlaxcala. El punto más caro fue Tapachula al elevarse 0.63 por ciento, seguido de Campeche en 0.55 por ciento.

Del ranking nacional, los habitantes en Yucatán continúan con complicaciones ante la alta inflación, calculada en 7.5 por ciento. Tamaulipas registra la vigésima cantidad menor y se encuentra 1.4 por ciento arriba de Chihuahua, la mejor zona económica en 4 por ciento.

Para la entidad noreste del país, los habitantes encontraron bajas de 10 por ciento en el huevo, 13 por ciento en el limón, 7.8 por ciento en el gas LP, así como 3.3 en gas natural y 1.17 por ciento en el pollo. También disminuyó el melón, jamón, pescado, además del servicio de telefonía móvil y los automóviles.

El disparo más importante se dio en el chayote, al crecer 36 por ciento su precio; compitió con tacos y tortas, papa, la gasolina de bajo octanaje, aguacate, platillos en restaurantes y similares, así como el azúcar, naranja, vivienda propia y el transporte aéreo.

 

Fuente: Milenio.

Los comentarios están cerrados.