Victoria ya entró en fase crítica por agua

La Capital del Estado se encuentra en una fase crítica en cuanto a la disposición de agua para uso industrial y doméstico, por lo que el Ayuntamiento ya contempla medidas urgentes para preservar el vital líquido.

En sesión de la Mesa del Agua, en la que participan funcionarios de los tres niveles de gobierno, el alcalde Eduardo Gattás aseguró que es urgente reforzar las medidas de concientización para evitar el desperdicio del agua en la ciudad.

Señaló que actualmente la presa Vicente Guerrero se encuentra a un 20.7 por ciento de su nivel, uno de los más bajos desde el 2001, cuando este vaso lacustre alcanzó niveles menores al diez por ciento de su capacidad.

Aunado a esta situación, el Alcalde alertó sobre el acelerado agotamiento de los pozos que alimentan a una parte de la ciudad, mismos que, de acuerdo a expertos en temas hidrológicos, se encuentran sobre explotados.

El llamado del Alcalde a cuidar el agua coincide con la aprobación en el Congreso del Estado de una iniciativa presentada por la diputada del PRI Alejandra Cárdenas Castillejos, quien propuso crear un semáforo del agua como instrumento para hacer conciencia entre la población y las empresas sobre el cuidado de este importante recurso.

EL PROBLEMA SE GENERALIZA

La Comisión Nacional del Agua alertó sobre el rápido descenso en los niveles de las principales presas del estado, lo que podría afectar las actividades económicas como la agricultura y el consumo doméstico.

De acuerdo al reporte de almacenamiento diario de estos vasos lacustres, la presa Marte R. Gómez contaba este miércoles con 303 millones de metros cúbicos, lo que representa el 38 por ciento de su capacidad, por lo que podría presentar problemas en los próximos meses afectando el ciclo agrícola.

Los vasos lacustres que tienen en estos momentos un mínimo acopio son:

“La Patria es Primero”, con el 21.1 por ciento; le sigue la Pedro José Méndez, con el 21.3 por ciento; y la República Española guarda el 23.2 por ciento.

En tanto la Vicente Guerrero, que abastece de agua a la mayor parte de los victorenses, a través del acueducto Guadalupe Victoria, cuenta con el 20.7 por ciento y la presa Las Blancas está a un 24.6 por ciento; y la Emilio Portes Gil, en un 28.1 por ciento; La Ramiro Caballero tiene un 48.6 por ciento.

 

 

Fuente: El diario

Los comentarios están cerrados.