Urgen por lo menos 700 de estos elementos de seguridad

La Secretaría de Ejecución de Sanciones y Reinserción Social ha reconocido que urgen por lo menos 700 de estos elementos, pero que estén plenamente certificados, entre otros, a través de los exámenes de control y confianza, además de cumplir su capacitación básica.

Uno de los “ganchos” para reclutarlos es un salario mensual de casi el doble del que se ofrece en promedio a nivel nacional.

Al terminar 2022, en los 5 Centros de Ejecución de Sanciones (CEDES) de la entidad ubicados en la capital Ciudad Victoria, Reynosa, Matamoros, Nuevo Laredo y Altamira había en conjunto 500 custodios.

Este medio millar de guardias es asignado al control de una población total de 4 mil 59 reos, de los cuales 544 son del fuero federal y 3,518 del fuero común, registrada al día de hoy.

Por lo cual la entidad incumple la norma que recomienda por lo menos 1 custodio o guardia de penales por cada 10 reclusos.

A la escasez de custodios se suma una agravante que documentó la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad, la de la corrupción de algunos de los mismos.

Un 41 por ciento de la población carcelaria denunció el cobro que le hicieron por acceder a mejores condiciones en sus celdas, entre ellas el contar con algún teléfono móvil o celular, aparatos electrodomésticos y hasta equipo de cómputo.

Un 77 por ciento de los pagos fue a través precisamente de custodios.

El subsecretario de Ejecución de Sanciones y Reinserción Social, Arnulfo Caballero Sánchez, declaró a finales de 2022 que es de un poco más del 30 por ciento la falta de custodios.

Un custodio en Tamaulipas tiene un sueldo de 15 mil 431 pesos al mes, superior en 96 por ciento al promedio nacional que es de 7 mil 700 pesos.

 

Fuente: Expreso

Los comentarios están cerrados.