«Basta a la violencia», Iglesia católica inicia la Jornada de Oración por la Paz en Tamaulipas

En el marco de la «Jornada de Oración por la Paz», la Iglesia católica de Tamaulipas llamó a la feligresía a frenar acciones que representen violencia, encono o agresiones.

Con un sentido «ya basta a la violencia», monseñor José Armando Álvarez Cano, obispo de Tampico, señaló que reconocer que la confrontación, la división y la violencia es caminar por un rumbo equivocado.

 

Así lo expresó en entrevista luego de la misa de las 7:00 horas de este domingo que celebró ante cientos de personas en la Catedral de Tampico, con la que inicia de manera formal esta jornada de oración durante todo el mes de julio.

LA VIOLENCIA NO APORTA A LA CONVIVENCIA

La violencia no es fundamental para la convivencia de las personas, aunado a la muerte de miles de personas en los últimos años, no solo en este gobierno, sino en los últimos años, en los que ha venido subiendo de manera alarmante esta cifra, lo que provoca en muchas familias dolor, dejando huérfanos, viudas, madres y padres sin hijos.

«Esto tiene que detenerse, tenemos que acostumbrarnos a que se aplique la ley, no pedimos la muerte de nadie, simplemente que la ley sea el estado de derecho para todos, por eso queremos unirnos al dolor de los periodistas, ya que estos últimos días han sido detonante para este tipo de situaciones», expresó.

Sobre el pasaje bíblico del capítulo 10 del evangelio según San Lucas, en el que se fundamento el mensaje de la homilía de la mañana del domingo, el obispo de Tampico, dijo que «a veces el gobierno utiliza mucho las citas bíblicas, que bueno que nosotros podamos seguirlas y vivirlas, yo creo que en este domingo de la Jornada de Oración por la Paz, que el señor nos presente esta hermosa parábola del buen samaritano, es un llamado para que seamos el prójimo de las personas que están tiradas en el camino, de las que han perdido sus vidas, los que han perdido sus trabajos, y a veces hasta la esperanza».

LLAMAN A LA UNIDAD

El llamado es unirnos con todos los obispos y decidir ya basta a la violencia, este no es el camino para nuestra patria, tenemos que comprometernos todos por la paz y yo creo que es el grito de muchos sectores, reconocer que esta no es la estrategia adecuada para pacificar.

 

Dejó muy claro que no se pide la muerte de ninguna persona, simplemente que se aplique la ley y que es la responsabilidad de ellos, proveer a todos los ciudadanos de paz, de las condiciones necesarias para que las familias lleven una vida tranquila, porque esto también frena el desarrollo.

Se puede ver en los negocios cerrados, en las familias que tienen que retirarse de sus pueblos por la violencia, de cuantos empleos se han perdido por esta causa, por todos los cobros de piso que se hacen, yo creo que debemos reconocer con humildad que hemos equivocado el camino y comprometernos, buscar nuevas estrategias para la paz.

El llamado a esta Jornada de Oración por la Paz fue convocada por la Conferencia del Episcopado Mexicano ante el aumento de la violencia y el asesinato de dos sacerdotes jesuitas en Chihuahua, misma que como en Tamaulipas se replica en iglesias, parroquias y marchas en diversos estados durante este mes de julio

Fuente: El Sol De Tampico

Los comentarios están cerrados.