A Arturo Medrano Vargas su esposa lo abandonó con sus tres hijos; el más pequeñito tenía solamente 5 años de edad, otra tenía 11 y la mayor tenía 13

Ser papá soltero, reconoce, no es nada fácil; perdió su empleo de más de 15 años, trabajaba en la empresa Caffeniao, él se encargaba de reparar y dar mantenimiento a las máquinas donde se prepara el café en las tiendas Oxxo.
Pero la empresa lo despidió por bajo rendimiento, y efectivamente, lo acepta, por atender a sus tres hijos descuidó el trabajo.
«Mi niño más chiquito tenía solo 5 años, ahorita ya tiene 10, pero en aquel entonces necesitaba mucha más atención, mi hija la mayor ha sido como la madre de ellos, me ayuda mucho», dice.
Fue por ese motivo, para estar pendiente de sus tres hijos, que Arturo, de 48 años, decidió emprender su propio negocio. En su triciclo vende todo tipo de café: americano, capuchino, lechero, moca.
«Yo no trabajaba para el Oxxo, yo trabajaba para la empresa Caffeniao pero me enseñé a preparar todo tipo de café, con mucha seguridad le puedo decir que mi café está más rico que el que venden los Oxxos».
Sin embargo, platica, el negocio va muy lento, aunque lleva más de un año vendiendo café afuera de la torre Bicentenario, le compran muy poco, tiene muy poquitos clientes.
Además, solo le permiten vender hasta las 10 de la mañana, porque así lo establecieron los administrativos de la Torre.
«Las ventas son muy bajas, además aquí la gente sale mucho de vacaciones, no trabajan días festivos y eso a mí me afecta», comenta el habitante de la colonia Moderna.
Cuando los burócratas no trabajan, dice, se va con su triciclo a vender el café a la carretera, cerca de alguna tienda Oxxo.
«Dios no nos abandona, ahorita mi hija mayor tiene 18 años, ya está trabajando en un Oxxo, ahora lo que quiero es que la otra continúe sus estudios de secundaria porque, por ayudarme con mi niño, dejó la escuela».
Ojalá que más gente le compre café a Arturo, a él solo le interesa trabajar para que sus hijos tengan qué comer.
Por si alguien gusta ayudarlo este es su celular, 8342705074.
Dios cuide y bendiga a este gran hombre.
Fuente: Periódico cinco

Los comentarios están cerrados.