“Paguen en abonos”, respuesta de autoridades a venta de uniformes caros para Bachilleres

Ante las denuncias y protestas de padres de familia y diputados, la Secretaría de Educación de Chihuahua anunció que se suspendía temporalmente la venta de los uniformes.

Por existir irregularidades denunciadas por diputados, y resultar muy caros, la Secretaría de Educación de Chihuahua, suspendió la obligatoriedad del uniforme oficial en todos los colegios de bachilleres de la entidad.

Un grupo de diputados de oposición presentaron una denuncia ante la Función Pública por irregularidades en la concesión para la venta de los uniformes, y también acudieron a la CEDH, por la obligatoriedad de adquirir el uniforme para ser inscritos en el sistema de Bachilleres.

Los legisladores indicaron en conferencia de prensa, que, “existe un sustento legal para abrir una investigación sobre el posible conflicto de interés de las autoridades educativas y el lucro que se realiza con la compra de los uniformes, ya sea por acción u omisión”.

El Gobierno de Chihuahua hacía obligatoria la compra del uniforme oficial, para que los alumnos pudieran ser inscrito, pero además, los uniformes cuestan 2 mil 300 pesos, por lo que muchos padres de familia mostraron su inconformidad y acudieron al Congreso del Estado para pedir la ayuda de los legisladores.

Ante las denuncias y protestas de padres de familia y diputados, la Secretaría de Educación de Chihuahua anunció que se suspendía temporalmente la venta de los uniformes e incluso sugirió que el pago podría ser en abonos, postura que fue rechazada por los inconformes.

El diputado Cuauhtémoc Estrada Sotelo manifestó que la obligatoriedad no debe suspenderse temporalmente sino que no debe de existir.

La denuncia se sustenta en el nombramiento de Marco Licón Barraza como director general del Colegio de Bachilleres y la responsabilidad sobre el cambio de los uniformes escolares de uso diario y deportivo para los estudiantes del sistema de bachilleres, haciéndose del conocimiento a los padres de familia la obligación de adquirir dichas prendas de vestir con un único proveedor, a un costo aproximado de 2 mil 316 pesos.

Los diferentes planteles educativos brindan información respecto a los requisitos para llevar a cabo la inscripción en el próximo ciclo escolar y proporcionan a los padres de familia, una cuenta bancaria en la cual deben de hacer el depósito por concepto de compra de los uniformes.

En la ley, no existe sustento legal alguno ni en la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo ni de la Ley Orgánica del Colegio de Bachilleres, para hacer obligatorio la compre de un uniforme tan caro y a un solo proveedor.

El lucro que se obtendrá por la obligatoriedad de la adquisición de este paquete de uniformes ronda en los 36 millones de pesos aproximadamente, a una sola empresa.

Fuente: Excelsior.

Los comentarios están cerrados.