Padre Acudió a la casa de su ex esposa para reclamarle por el niño, siendo que él lo traía a su cargo.

A las 23:00 horas del sábado un hombre abordó el autobús Tampico-Pedrera acompañado de su hijo de 3 años; llegó hasta la terminal en el sector Pedrera donde se bajó y abandonó al menor en el asiento.

El chofer sin percatarse, creyendo que la unidad estaba vacía ya que habían bajado todos los pasajeros, llegó hasta su base en el norte de Tampico donde encontraron al pequeñito cuando comenzó a llorar.

El padre que, presuntamente se encontraba bajo los influjos del alcohol, llegó a la casa de su ex esposa para reclamarle por el niño, siendo que él lo traía a su cargo.

La familia pidió el apoyo al 911 y comenzó la búsqueda del pequeño que ya estaba en resguardo en la base de los autobuses.

Policías estatales detuvieron al padre de familia que provenía de una fiesta en la colonia Moscú junto con el niño; mientras que el menor que estaba asustado fue entregado a su madre

Fuente: Milenio.

Los comentarios están cerrados.