Migrante viaja con su hijo con microcefalia desde Venezuela; busca llegar a EU para operarlo

Yuli, una migrante venezolana, lleva a uno de sus dos hijo en brazos o en una carriola, él tiene microcefalia, después que nació con un problema neurológico, al contagiarse su madre de chikungunya en el embarazo.

Pero ella sueña con cruzar México y llegar a Estados Unidos para que pueda lograr la recuperación de su menor.

En su historia, narra que hace seis meses inició su travesía a lado también de su otra hija Sofía, que tiene cinco años, desde su país de origen, lo ha hecho caminando.

Acepta que su avance ha sido a riesgo, ha logrado avanzar cada frontera, evadiendo los controles migratorios porque no cuenta con papeles.

Al llegar a México, por Chiapas y luego Oaxaca, solicitó la visa humanitaria al Instituto Nacional de Migración (INM), pero se la ha negado.

Refiere que los fondos que logra acopiar lo hace con un cartel, pidiendo dinero en las esquinas de las calles en los cruceros ante automovilistas o gente que se apiada de su situación.

Logra obtener hasta 100 a 200 pesos por día, con lo que logra comer y mientras tanto duerme en los parques públicos con cartones y en ocasiones en algunos albergues con connacionales de su país que también busca llegar a Estados Unidos.

Yuli sabe que su hijo puede sanar, sabe que él se contagió cuando ella estaba embarazada y tuvo chikungunya, lo que causó que se afectara su cerebro antes de nacer y cuando dio a luz, él no pudo caminar, ni hablar, pero tiene la esperanza que en Estados Unidos hay tratamientos que pueden ayudar a cambiar la condición de su hijo.

“Se que de la frontera sur de México a Estados Unidos hay gran riesgo, pero con la fe de Dios se que voy a lograrlo y va lograr ver a su hijo diciéndole mamá y que pueda caminar”, agrega.
Yuli precisa que su pareja se adelantó en el viaje, espera encontrarse con él en el camino para que juntos puedan llegar a cumplir sus sueños.

Fuente: Milenio

Los comentarios están cerrados.