Fiscalía estatal detiene a Ricardo “N” por presuntas agresiones a niños de la escuela Carlos Pellicer

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) confirmó la aprehensión de Ricardo “N”, de 50 años, por su probable participación en el delito de abuso sexual de un niño de la escuela Carlos Pellicer.

Ayer, antes de que la fiscalía informara sobre la detención, padres de familia bloquearon la vía José López Portillo a la altura del Eje 8 en ambos sentidos, lo que provocó el cierre de la Línea 2 del Mexibús.
Los inconformes demandaron todo el peso de la ley contra El Monstruo del Baño, como llamaron las víctimas a Ricardo “N”, presuntamente responsable del ataque sexual a 10 niñas de entre cuatro y cinco años de edad del mencionado jardín de niños, por lo que esperan la audiencia en los juzgados de Control de Cuautitlán.

De acuerdo con la fiscalía mexiquense, a esta persona le fue ejecutado el mandamiento judicial por el abuso contra un menor; el individuo fue capturado en Cuautitlán Izcalli.

Según las indagatorias, el imputado presuntamente realizó tocamientos a los menores dentro de un baño del jardín de niños, ubicado en el municipio de Tultitlán, mientras usaba una máscara.

Por estos hechos, madres y padres de familia realizaron protestas desde el pasado lunes 6 de marzo a las afueras de las instalaciones educativas, por lo que la fiscalía, al tener conocimiento de los hechos y recibir las denuncias conducentes, inició una investigación con perspectiva de género y derechos de la niñez.

Con los datos de prueba recabados y aportados, se solicitó una orden de aprehensión que fue otorgada y cumplimentada por policías de Investigación.

Una vez detenido, Ricardo “N” fue ingresado al Centro de Reinserción Social en Cuautitlán, donde le fue cumplimentada una segunda orden de aprehensión en reclusión, también por el delito de abuso sexual en agravio de otra menor de edad.

La defensa solicitó la duplicidad de plazo constitucional de 72 a 144 horas para resolver su situación jurídica.

Del total de las víctimas que, junto con sus padres, denunciaron la agresión en el Centro de Justicia para las Mujeres en Cuautitlán Izcalli, las autoridades aceptaron las declaraciones de siete, bajo el argumento de que dos de ellas sólo observaron y una más no pudo expresar con palabras la agresión que sufrió, dijo una de las madres.

Las madres y padres dijeron a EL UNIVERSAL que al menos 10 niños de entre cuatro y cinco años relataron que en los baños de la escuela había un monstruo con una máscara de colores o de conejo que apagaba la luz, las tocaba y lastimaba.

 

Fuente: El Universal

Los comentarios están cerrados.