Pensó que tenía una alergia; era una fuga de líquido cerebral

Tuvieron que pasar cinco años para que Greg Phillpotts, originario de Nueva York, Estados Unidos, descubriera el motivo por el que le goteaba la nariz de manera constante; lo que pensaba era una alergia resultó ser una fuga de líquido cefalorraquídeo de su cerebro, así lo indicaron medios locales.

«Estaba preparando la comida de pie en la cocina y se añadían a los ingredientes arruinando toda la cena», explicó Phillpotts en relación con las gotas que siempre caída por su fosa nasal izquierda.

El hombre indicó que esta situación le afectaba todo el tiempo, independientemente del sitio donde se encontrara, por lo que tenía que colocarse pañuelos en la nariz con la intención de frenar el continuo goteo.

Greg durante este tiempo consultó con varios médicos su afección y éstos le dieron distintos diagnósticos erróneos, como neumonía o bronquitis.

Sin embargo, fue en febrero cuando los síntomas empeoraron, por lo que acudió con el doctor Alfred Iloreta, del hospital Mount Sinai, y le explicó su situación que, según le indicó, pudo haberle causado una meningitis.

Los doctores le practicaron una cirugía craneal y así fue solucionado el problema de salud.

(Con información de RT)

Los comentarios están cerrados.