En uno de los partidos más emocionantes de todos, los Chiefs derrotaron 38-35 a Philadelphia Eagles en el State Farm Stadium

El compartir una vida a través del compromiso matrimonial se ha convertido en la última opción para las nuevas generaciones, ya que por diversas causas, los jóvenes prefieren vivir en unión libre que casarse.

En un sondeo realizado por Diario del Sur, 8 de 10 jóvenes afirmaron que prefieren una relación sin compromisos y vivir en unión libre, ya que la matrimonio no está dentro de sus planes a corto o largo plazo, cuyos datos son corroborados por expertas en temas familiares.

Alondra, dijo que en su caso cree en el amor, pero no en el matrimonio, porque lamentablemente las personas ya no toman en serio este compromiso y al poco tiempo deciden divorciarse, por lo que no quiere ser parte de las estadísticas.

Kelly, señaló que casarse no es una buena opción para ella, porque hay muchas personas que solo se casan por interés al dinero o bienes materiales, y al final solo quieren llevarse las cosas que la pareja pueda tener.

Alondra, dijo que en su caso cree en el amor, pero no en el matrimonio, porque lamentablemente las personas ya no toman en serio este compromiso y al poco tiempo deciden divorciarse, por lo que no quiere ser parte de las estadísticas.

Kelly, señaló que casarse no es una buena opción para ella, porque hay muchas personas que solo se casan por interés al dinero o bienes materiales, y al final solo quieren llevarse las cosas que la pareja pueda tener.

Subrayó que los jóvenes escogen ser amigovios, porque hoy esas son las relaciones que están de moda, es decir, tienen relaciones sexuales y viven juntos, pero no contestan una responsabilidad ante la ley para que en caso de que no se comprendan cada uno toma el rumbo que desee.

«La generación Z lo que está optando es crear una relación abierta e independiente, esto quizá se debe a falta de educación sexual desde la familia, la escuela y diversos grupos, lo que genera que muchos vayan de fracaso en fracaso», abundó.

La experta en psicología reconoció que los jóvenes le apuestan a vivir su sexualidad, experimentan, aprenden, luego cortan a sus parejas y después caen en la promiscuidad y la poligamia, porque desafortunadamente no existe una educación psicosexual.

Mencionó que lamentablemente en este tipo de relaciones, los jóvenes llegan a tener hijos y muchos de ellos quedan sin pan, refugio y abrigo, pero pese a ello, siguen de relación en relación satisfaciendo su deseo sexual, sin tomar una relación con seriedad.

Fuente: elsoldetampico

Los comentarios están cerrados.